Insectos mecánicos a partir de piezas de relojería

El joyero afincado en Chicago Justin Gershenson-Gates decidió darle una vuelta de tuerca a su trabajo en joyería. Primero experimentó creando composiciones con piezas de relojería, lo que le llevó a intentar crear patas de araña y de ahí finalmente dio el salto a estas micro esculturas que recrean toda clase de arácnidos y artrópodos. Confiesa el autor que cada vez que le gusta completar cada una de estas piezas de una sola vez, lo cual reusulta sorprendente dado que algunos escorpiones pueden llegar a las 12 horas de trabajo.

El acabado final crea unas piezas de una estética cautivadora y diferente, creando seres que siendo irreales parecen estar a punto de cobrar vida. Si os gustan tanto como a nosotros podéis ver más en su página de Facebook o Etsy.

Vía: Colossal.